• Via di San Gallicano, Rome, Italy
  • (39) 06 8992225
  • dream@santegidio.org

Malaui: primer huerto comunitario de Machinjiri

El 19 de junio de 2017, en el Centro Nutricional “Juan Pablo II” se puso en marcha el primer Huerto comunitario impulsado por la Comunidad de Sant’Egidio en colaboración con Slow Food.

El proyecto ha sido posible gracias a la iniciativa de las Comunidades de Siquén y Efraín de Olgiate Olona (VA), que el pasado 29 de abril organizaron, con la participación de un biólogo malawiano de DREAM que estaba en Italia para cursar un máster de especialización, una tarde de recogida de fondos titulada: “4000 albóndigas para Malaui”.

Este primer huerto piloto del área de Machinjiri es una solución concreta y sostenible para hacer frente a la emergencia de hambre y las dificultades económicas que afectan a muchas familias de la zona.

El inicio de esta nueva aventura ha ido acompañado de un curso de formación de dos días, impartido por dos representantes de Slow Food en Malaui. Han participado en el curso 15 personas que, cultivando la tierra, podrán alimentar a sus familias y mejorar sus condiciones de vida.

El primer día de curso se explicaron los elementos teóricos, y el día siguiente empezaron a preparar el terreno para la siembra.
La colaboración entre la Comunidad de Sant’Egidio y Slow Food permitirá alcanzar este objetivo de utilidad social de manera “Buena, limpia y justa”, paradigma de la asociación Slow Food, que hace años que trabaja en África en el desarrollo de huertos con la campaña “10.000 huertos en África”.

Se prestará especial atención al mantenimiento de la biodiversidad de los cultivos, apostando por las especies de fruta y verdura locales y evitando el monocultivo de maíz, responsable en parte del problema alimentario, porque necesita gran cantidad de agua para crecer.
Además, no se utilizarán pesticidas químicos ni semillas modificadas genéticamente, sino métodos naturales de abono y protección de las plantas y semillas locales seleccionadas con la práctica y la sabiduría que los campesinos han atesorado con el paso de los años.

El equipo de “nuevos campesinos”, formado por personas con edades y experiencias vitales distintas, se ha puesto manos a la obra con entusiasmo y voluntad.
El nombre que han elegido para este huerto es: “Mbeu kwa Ufulu”, (que significa: Semillas de libertad)

Libertad de pesticidas para la tierra, de semillas modificadas genéticamente; libertad para las mujeres y hombres de aquel maravilloso país del hambre y de la falta de esperanza.

Semillas de libertad que preparan un futuro mejor empezando por una gran riqueza: la gente y la tierra de África.

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

Esta página también está disponible en: itItaliano enEnglish frFrançais pt-brPortuguês