In News,Rep. Dem. del Congo

República Democrática del Congo. Un salto de calidad.

3. La formazioneYa han pasado tres años y medio desde el inicio de las actividades del programa DREAM de la Comunidad de Sant’Egidio en Kinshasa, que ha llegado a unos 6000 enfermos. Muchos sueños se han hecho realidad; otros, todavía están “en construcción”.
De acuerdo con el Ministerio de Sanidad congoleño y con el apoyo de la Cooperación Italiana, el programa dio sus primeros pasos en 2011 con el objetivo de atender a las personas afectadas por VIH-sida, tuberculosis y malaria que vivían en la zona este de la capital de la RDC.
Pero sobre todo gracias a la Fundación Generali se pudo construir un centro sanitario de vanguardia, en el que hay un centro clínico y un laboratorio, un verdadero centro de “excelencia” en el sector sanitario. De ese modo DREAM se ha convertido rápidamente en un centro de referencia para el tratamiento del sida, totalmente gratuito, no solo para aquel barrio, sino para toda la ciudad. Para la población local ha sido un referente importante, hasta el punto de que en poco tiempo ha crecido la urbanización de la zona porque muchas personas han construido sus casas cerca del centro, aprovechando también el reparto semanal de agua potable que lleva a cabo DREAM.

7. La prevenzione trasmissione verticaleUno de los objetivos principales del programa siempre ha sido la prevención de la transmisión del virus de las madres a los hijos. En Kinshasa muchas mujeres que viven en las zonas más periféricas no pueden hacerse el test y si son seropositivas por el VIH, no tienen posibilidad de acceder al tratamiento. Para dar respuesta a esa necesidad, el programa ha creado “DREAM_MOBILE”. Con la ayuda del Grupo Generali, se ha podido comprar un automóvil 4×4 con el que se pueden cruzar cursos de agua y terrenos fangosos, y se puede llegar cada mes a las diez maternidades que mayor ayuda necesita. Así se han podido llevar a cabo más de 1500 tests y muchas mujeres embarazadas que han descubierto que son seropositivas han podido recibir el tratamiento gratuito y el suplemento alimentario. Sus hijos han nacido sin el sida, una gran esperanza para las madres y para el país.
Junto al centro clínico, en estos años, también el laboratorio de biología molecular se ha convertido en un referente para el tratamiento del sida en el país, colaborando con los centros sanitarios locales y nacionales, entre otros. Desde hace ya un tiempo, el laboratorio ofrece ayuda también a Médicos Sin Fronteras para procesar las muestras de análisis de la carga viral de sus enfermos. El año pasado empezó el proceso de acreditación del laboratorio para el control de calidad, a través de la red de los CDC de Atlanta, que ha tenido grandes y progresivos reconocimientos. Con los CDC/ICAP, a nivel local, se ha firmado un acuerdo para recibir muestras de carga viral provenientes de sus centros de tratamiento. En el último mes se ha instalado un nuevo equipo de extracción automática de carga viral, que permitirá multiplicar la actividad del laboratorio, tanto en calidad como en cantidad, y ofrecer un apoyo diagnóstico cada vez mayor a aquellos que tratan a enfermos de sida en el país. Es un sueño que se hace realidad. Y nacen muchos sueños más.
8. Il teleconsultoEn este último año el programa se ha enriquecido con otra innovación: la introducción de la Global Health Technology para responder a las necesidades de una gran parte de pacientes, estabilizados o con mejor situación en el plano virológico gracias a las terapias, que muchas veces presentan comorbilidad de distinta índole, con afectaciones cardiológicas, dermatológicas u otras. De hecho, en África las visitas a especialistas, cuando los hay, son siempre de pago, de manera que la mayoría de la gente no puede acceder a ellas. La introducción de un sistema de telemedicina, a través de una serie de instrumentación, permite que los médicos de DREAM envíen teleconsultas a una gran red de especialistas italianos y que pidan una “segunda opinión”. El mismo día, tras haber enviado la petición y las pruebas diagnósticas como por ejemplo un electrocardiograma, se puede recibir el informe y las indicaciones terapéuticas.
En un tiempo difícil a causa de la crisis económica que estamos atravesando, se podría pensar tal vez que es imposible mantener proyectos de solidaridad internacional. A la vista de los resultados obtenidos, de los sueños hechos realidad, del deseo de continuar con más entusiasmo un proyecto de salud primaria de un país que está en el lugar 186 (de un total de 187) en la lista del índice de desarrollo humano, es absolutamente necesario agradecer a quienes nos han ayudado, empezando por la Fundación Generali, auténtico “patrocinador principal” del programa DREAM en Kinshasa.

 

Facebooktwitterpinterestlinkedinmail