La energía solar que alimenta y sostiene el sueño de DREAM

05

En el hermoso entorno del centro nutricional de la Comunidad de Sant’Egidio de Machinjiri, cerca de Blantyre (Malaui), con la participación del Director de Total Malaui, Seggie Kistasamy, se ha llevado a cabo la ceremonia de entrega de 7 equipos de energía solar instalados entre la segunda mitad de 2015 y los primeros meses de 2016 en el ámbito del proyecto «A solar DREAM for Malawi» financiado por la Fundación Total a través de Total Malaui.

Un total de 10 centros DREAM de Malaui, 2 de ellos con laboratorio de análisis, han sido equipados con instalación de energía solar en los 3 años del proyecto.

Es una buena noticia en un país que sufre una grave crisis. Las lluvias irregulares de los 2 últimos años han hecho que la carestía y el hambre se conviertan en compañeros de la vida de cada día de muchas personas en estos últimos meses.

Además, el déficit de estructuras y el mal mantenimiento están provocando una falta crónica de energía eléctrica en todo el país. Hay extensas áreas de Malaui que reciben energía solo unas horas al día durante la noche, y otras están a oscuras durante días. Los hospitales, sobre todo los de las zonas rurales, se niegan a realizar intervenciones quirúrgicas o partos por cesárea de urgencia sobre todo durante la noche, cuando podrían quedarse totalmente a oscuras. El agua también se ha convertido en un problema, porque sin energía eléctrica no se puede bombear de los pozos hacia los depósitos. Por ese motivo hay centros sanitarios que se quedan sin agua durante días enteros.

La red de nuestros centros DREAM está sufriendo este empeoramiento de la situación y los equipos de energía solar son una bendición para poder llevar a cabo con normalidad las actividades de atención sanitaria.

Hace unos días la Organización Mundial de Meteorología y el Clima anunció que las concentraciones globales de CO2 han superado de manera estable las 400 partes por millón. No es una buena noticia. La OMM ha declarado el 2016 el primer año de la «Era del anhídrido carbónico».

Los cantos y los bailes de agradecimiento de las mujeres de Machinjiri se unen a los del medio ambiente de Malaui, tan maltratado por la contaminación y la deforestación.

Los 10 centros DREAM con energía solar de Malaui son un pequeño paso, pero en la dirección adecuada.