Promoción de la mujer

DREAM se centra principalmente en las mujeres, por la importancia que tienen en la comunidad

La epidemia de VIH/sida siempre ha tenido en la mujer a la víctima por excelencia, a pesar de que es el pilar de la familia y de la sociedad africana. Actualmente saber que existe una terapia eficaz y que, por tanto, el resultado de la prueba del VIH no es una sentencia de muerte anticipada abre un nuevo escenario: las mujeres, marginales y marginadas también a causa de la enfermedad, ocupan el centro de esta revolución y representan la posibilidad de reaccionar y empezar a vivir una vida nueva. Y con ellas, también los hombres, el pueblo, los vecinos y sobre todos los hijos, que nacen sanos y no quedan huérfanos.

En DREAM las mujeres han decidido ayudar a otros enfermos. Son [tipso tip=»Las mujeres tienen la capacidad de comunicar a los demás con fuerza y con convicción que el sida no es una condena a muerte. Trabajan personalmente en campañas públicas contra la estigmatización, para que otras mujeres descubran su potencial y para su inclusión en la sociedad. Difunden su testimonio a través de la televisión y la radio, participan en conferencias nacionales e internacionales, movilizan nuevas energías creativas, hacen que surjan potencialidades latentes y utilizan plenamente su potencial dando una firme respuesta a los desafíos y a las oportunidades de su vida y de la sociedad en la que viven»]testimonios[/tipso] auténticos que desempeñan una función insustituible de apoyo, orientación, educación participativa y lucha contra la estigmatización. El compromiso y el testimonio de muchas de estas mujeres han hecho que miles de personas se interesaran por la terapia.

BENEFITS:

  • Asistencia a domicilio
  • Sensibilización en las comunidades y en los medios de comunicación sobre los derechos de la mujer
  • Lucha contra la estigmatización y la discriminación de género
  • Educación participativa (peer education) para ayudar a otras mujeres en la maternidad
  • Educación al destete de los niños
  • Mejora de la adherencia a los protocolos de tratamiento